Para ver la imagen requieres el plugin de Macromedia Player

 •   •   •   • 

Monterrey, Nuevo León, México,  

Para ver la imagen requieres el plugin de Macromedia Player


 

Lloran la muerte de Elizabeth Tay

 


 

 

 

Flores, fotografías y notas de los fans adornan el Paseo de la estrella de la fama de la actriz Elizabeth Taylor en Hollywood, California. Taylor murió el 23 de marzo de 2011 a los 79 años en el Cedars-Sinai Hospital de Los Ángeles rodeada de sus cuatro hijos después de haber sido hospitalizada hace seis semanas con insuficiencia cardíaca congestiva, según dijo su publicita Sally Morrison en un comunicado.

 

La madre de Liz Taylor, que era un actriz retirada, estaba convencida de las aptitudes interpretativas de su hija, por lo cual no descansó hasta que la aceptaran en alguna de las producciones cinematográficas y/o publicitarias del momento.

 

La fama le llegó a la joven Elizabeth con ‘Fuego de Juventud’, y su primer co-estrella famoso fue la misma perrita Lassie -para luego hacer en esta época ‘Mujercitas’.

 

Además de por su admirada belleza, Liz Taylor destacó entre las actrices de su época por ese halo de singularidad que la cubría y con el que enaltecía su natural esplendor.

 

Su rasgo más recordado serán sus increíbles ojos aviolatados; pero además, su magnética pose -que pasaba de la inocencia a la solemnidad regia en segundos- es otro de los principales atractivos de la actriz, que no dejó a ningún espectador/a impávido/a

 

Al convertirse en la actriz del momento -por no decir de la generación- Elizabeth Taylor compartió planos y protagonismo con los galanes más deseados de Hollywood, cuyas pasiones en la gran pantalla en ocasiones ocultaron alguna que otra homosexualidad encubierta.

 

Iconos clásicos como Rock Hudson, James Dean, Marlon Brando, Montgomery Clift o Roddy McDowall fueron algunos de sus compañeros más queridos -a veces, tanto dentro como fuera de la gran pantalla-.

 

Cleopatra fue uno de los papeles más importantes de su carrera -y con el que batió el récord de la época al cobrar un millón de dólares por su interpretación-. Además, en los diez años que duró el rodaje de la película -que ya está bien- la actriz llegó a decir que era con toda seguridad ”la pieza más estrafalaria que haya perpetrado la industria del entretenimiento”.

 

Muchas de las películas en las que Elizabeth Taylor participó, tuvieron un acusado subtexto que podría ser interpretado por muchos homosexuales, al sentirse aludidos o identificados por las tramas. Sobre todo las que estuvieron inspiradas en las obras del dramaturgo Tenesse Williams.

 

‘La Gata sobre el tejado de zinc’, ‘De repente, el último verano’, ‘Reflejos en un ojo dorado’, ‘Gigante’ o ‘Quién teme a Virgiunia Woolf’ son espléndidos ejemplos.

 

Aunque como suele ser habitual, el resplandor de Hollywood normalmente oculta realidades personales bastante sórdidas; y, por desgracia, de ésto Liz Taylor también probó bastante.

 

Desde su matrimonio con Richard Burton, la fulgurante vida de la estrella atravesó numerosos altibajos físicos y emocionales, entre las que destacan desde confesas adicciones al alcohol y los calmantes, hasta enfermedades degenerativas, que retratan la clase de bagaje vital femenino.

 

El ingente número de matrimonios de la actriz también son un detalle digno de análisis por cualquier mitómano, cantidad de enlaces sólo comparable a los de Zsa Zsa Gabor.

 

Hasta ocho veces pasó por el altar Elizabeth Taylor, generando la broma en Hollywood de que ”se casaba con todos los que se acostaba” -lo cual la deja en un lugar bastante púdico, ¿no?-

 

 

Desde la muerte de Rock Hudson por SIDA -además de la de otros amigos suyos-, los esfuerzos de la actriz por recaudar fondos y concienciar a la sociedad sobre la epidemia -que particularmente es motivo todavía de discriminación para los homosexuales- fueron constantes y fructíferos.

 

Esta lucha contra la enfermedad le hizo merecedora de un Príncipe de Asturias a la Concordia en 1992, pero además, es un proyecto que todavía sigue vivo gracias a su fundación, que como ella misma pidió hace dieciocho años en Oviedo, ayuda día a día a ”cambiar el mundo”.

 

 

Elizabeth Taylor fue un icono de belleza y glamour; la prototípica estrella de cine cuya innegable belleza estaba acentuada por joyas suntuosas, un fabuloso vestuario y una trayectoria vivida de manera legendaria. Para los amantes del cine de mediados y fines del siglo XX, Taylor fue la verdadera Reina de la Pantalla.

 

Para la comunidad gay, Taylor no fue solamente un icono; ella fue, para algunos, una especie de salvavidas, habiendo fundado dos organizaciones para la lucha contra el SIDA y habiendo prestado apoyo público a favor de la igualdad. Estos esfuerzos le ayudaron a conseguir un tercer premio Oscar por su labor humanitaria, luego de dos galardones por sus roles en Butterfield 8 y Who’s Afraid of Virginia Wolf.

 

Los líderes y organizaciones LGBT se unieron al resto de los admiradores de la actriz en todo el mundo para decirle adiós luego de su muerte a causa de una enfermedad cardíaca el pasado 23 de marzo.

 

“Nos encontramos profundamente entristecidos por la muerte de Elizabeth Taylor”, declaró Joe Solmonese, el líder de la organización Human Rights Campaign. “La Sra. Taylor fue una verdadera aliada de la comunidad LGBT. Durante la década del ’80, ella fue una de las primeras figuras públicas en hablar acerca de la crisis del SIDA mientras muchos otros se mantuvieron en silencio y también ayudó a recaudar miles de dólares para la lucha contra la enfermedad.”

 

“En el National Minority AIDS Council estamos devastados por la muerte de Elizabeth Taylor, eterna par y  luchadora contra el SIDA y por  los derechos de nuestra comunidad”, dijo Daniel C. Montoya, director ejecutivo de la organización.

 

“Desde la perspectiva de la epidemia, la Sra. Taylor fue una de las primeras activistas en trabajar para la acción de lucha contra el HIV/SIDA. Ya en el año 1984, organizó y fue anfitriona del primer evento de recaudación de fondos del AIDS Project Los Angeles”, agregó Montoya.

 

“Conmovida por la noticia de que su amigo y colega, Rock Hudson, estaba muriendo a causa de la enfermedad, la Sra. Taylor fundó la American Foundation for AIDS Research en el año 1985 y al año siguiente, testificó ante el Congreso acerca de la necesidad de incrementar los fondos federales para luchar contra la enfermedad. Para el año 1991, la Sra. Taylor había establecido su propia organización de caridad, la Elizabeth Taylor AIDS Foundation, la cual ha recaudado millones de dólares para proveer servicios, medicamentos, apoyo y educación para la prevención alrededor del mundo”, recordó Montoya.

 

“A pesar de que su salud se estaba deteriorando durante los últimos años, la Sra. Taylor continuó comprometida con la lucha contra el HIV/SIDA, sirviendo como inspiración para todos aquellos que vivimos y luchamos contra esta enfermedad. Ella fue un ejemplo de compasión y de compromiso y nuestra comunidad extrañará profundamente su luz”, continuó Montoya.

 

Jarrett Barrios de la Alianza Gay y Lésbica Contra la Difamación (GLAAD) se refirió a Taylor como “una aliada extraordinaria” en un comunicado de prensa donde agregó que  “la GLAAD honró a Taylor con el premio Vanguard Award en los 11° GLAAD Media Awards del año 2000 por su trabajo para incrementar la visibilidad y la aceptación de la comunidad LGBT.”

 

 

“En el día de hoy, la comunidad LGBT ha perdido a una aliada extraordinaria en el movimiento por la igualdad. En una época donde tantas personas que vivían con HIV/SIDA eran invisibles, la Sra. Taylor sin temor alguno alzó la voz para hablar en su nombre acerca de la injusticia. Elizabeth fue un ícono no solamente para Hollywood, sino también para la comunidad LGBT, con la cual trabajó para asegurarse de que todo el mundo fuese tratado con el respeto y la dignidad que se merecen”, agregó Barrios.

 

La American Foundation for AIDS Research (amfAR) publicó un comunicado acerca del fallecimiento de Taylor, además de un video tributo en su página web.

 

“El consejo de administración y el staff de amfAR se encuentra de luto por la pérdida de nuestra querida miembro fundadora, Elizabeth Taylor. Elizabeth fue sin lugar a dudas, una de las figures inspiradoras de la lucha contra el SIDA. Ella fue una de las primeras en hablar en nombre de las personas viviendo con HIV cuando otros reaccionaron con miedo y en algunos casos, con abierta hostilidad”.

 

 
 


 

 


Visita nuestra sección Rolando en Sociedad


 Gay Pride


 

 

 

Para descargar la versión impresa requieres:  Adobe Reader 6.0, disponible para:

Mac OS 10.2.2 y posteriores

Microsoft Windows 98 SE y posteriores

Microsoft Internet Explorer 5.X y superiores

Netscape Navigator 4.X y superiores

Mac OS, Microsoft Internet Explorer, Windows, Netscape Navigador, todos en sus versiones y logos presentados aquí son Marcas registradas por sus respectivos dueños y tienen todos los derechos reservados a ellos mismos.

 


 
 

 

 

Salud, Paz, y Felicidad para el 2011

Les deseamos Sus Amigos de

    

 
 
 


Todos los derechos reservados. ® Rola Gay 2005

Rola gay es una publicación de ROLA CLUB, A.C. apoyado por SÚPER PROMOCIONES Y EDICIONES, EL CONSEJO DE DESARROLLO SOCIAL Y LA SECRETARIA DE SALUD DEL ESTADO DE NUEVO LEÓN . Aparece la versión virtual el día 1o de cada mes . Editor Responsable Carlos Federico Schaper Yussim. Domicilio de la Rola Gay: Adolfo Prieto 1920 Col. Obrera, Monterrey N.L. El aparecer tanto en la versión impresa como en la versión electrónica (website) no es determinante del comportamiento o de sexualidad alguna de los individuos que aparecen en las imágenes, no existiendo responsabilidad de la empresa de ningún tipo. Las imágenes, anuncios al igual que los artículos de esta publicación no necesariamente representan la filosofía de Súper Promociones y Ediciones y/o Rola Club, AC.  no haciéndonos responsables de los mismos en su forma y contenidos. En caso de existir algún tipo de Copyright o derechos de autor en las imágenes y/o contenidos presentes en este WEBSITE hacerlo saber de inmediato a rolagay @ rola-gay.com para su corrección inmediata.              Webmaster: Súper Promociones y Ediciones  rolagay@yahoo.com