Para ver la imagen requieres el plugin de Macromedia Player

 •   •   •   • 

Higiene Básica antes del Sexo

Monterrey, Nuevo León, México,  


Para ver la imagen requieres el plugin de Macromedia Player


      

La responsabilidad de informar

 

El sida es, desde su descubrimiento en la primera mitad de los años ochenta, una enfermedad mediática. Todos los tabús acumulados por siglos en torno a la sexualidad encontraron en el sida refuerzo y pretexto: una infección que se transmitía por la sangre y los fluidos sexuales y que afectaba a poblaciones tradicionalmente invisibilizadas, cuando no estigmatizadas —homosexuales, usuarios de drogas intravenosas, trabajadoras sexuales. El conjunto noticioso fue el ideal para los medios de comunicación: morbo, actualidad, muerte y sexo; difícil elegir cuál de todos estos elementos es más atractivo para las audiencias.

La investigación científica permitió comenzar a entender los mecanismos de la infección. El descubrimiento del VIH permitió conocer las formas en que se propaga el virus y cómo ataca al sistema inmunológico. Los medios dieron menos atención a estos descubrimientos: no tenían el impacto noticioso necesario, pues no ofrecían la cura para ‘el mal del siglo’ —otra aportación cargada de estigma en aras de la eterna búsqueda de la frase mediática impactante.

Los autonombrados ‘científicos disidentes a la teoría viral del SIDA’ —en particular el estadounidense Peter Deusberg—, han impulsado desde finales de los años ochenta que el VIH no existe. Su tesis ha ganado adeptos a lo largo de los años, pese a los resultados positivos obtenidos por la terapia antirretroviral en todo el mundo. Su postura es insostenible científicamente, pero su labor de cabildeo ha funcionado con numerosos medios de comunicación, ávidos de mantener en la polémica a una infección que ha probado ser popular para las audiencias. De buena o mala fe, medios impresos y electrónicos mexicanos han dado voz a charlatanes que cimbran dudas entre las personas que viven con la infección, al grado de orillar a algunos a renunciar a los medicamentos que mantienen su salud.

Según el activista Luis Adrián Quiroz cuando menos 25 personas con VIH atendidas por el IMSS han dejado el tratamiento luego de ver el programa televisivo Reporte 13, de Televisión Azteca (Milenio, enero 8 de 2007). El programa dedicó cuatro emisiones a difundir las tesis de estos personajes sin dar contrapesos adecuados. El afán periodístico cuando no se acompaña de investigación puede acarrear responsabilidades éticas e, incluso, criminales. A ese respecto, el especialista Gustavo Reyes Terán, del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, se pregunta: “¿Cuántas vidas ha cobrado este mal manejo de los medios de comunicación? Nadie ha calculado todavía este resultado”. Tratar temas médicos en los medios implica una gran responsabilidad, pues la salud de cientos de personas puede verse afectada. El imperativo ético no debe soslayarse en aras de mantener la polémica de un tema popular. La única alternativa posible es el trabajo de investigación y el sustento de cada una de las frases publicadas o transmitidas. Nada del otro mundo, sólo lo establecido en cualquier manual de periodismo.

 


 


 

 

 

Para descargar la versión impresa requieres:  Adobe Reader 6.0, disponible para:

Mac OS 10.2.2 y posteriores

Microsoft Windows 98 SE y posteriores

Microsoft Internet Explorer 5.X y superiores

Netscape Navigator 4.X y superiores

Mac OS, Microsoft Internet Explorer, Windows, Netscape Navigador, todos en sus versiones y logos presentados aquí son Marcas registradas por sus respectivos dueños y tienen todos los derechos reservados a ellos mismos.

 

 

 


 

 


Todos los derechos reservados. ® Rola Gay 2005

Rola gay es una publicación de ROLA CLUB, A.C. apoyado por SÚPER PROMOCIONES Y EDICIONES, EL CONSEJO DE DESARROLLO SOCIAL Y LA SECRETARIA DE SALUD DEL ESTADO DE NUEVO LEÓN . Aparece la versión virtual el día 1o de cada mes . Editor Responsable Carlos Federico Schaper Yussim. Domicilio de la Rola Gay: Adolfo Prieto 1920 Col. Obrera, Monterrey N.L. El aparecer tanto en la versión impresa como en la versión electrónica (website) no es determinante del comportamiento o de sexualidad alguna de los individuos que aparecen en las imágenes, no existiendo responsabilidad de la empresa de ningún tipo. Las imágenes, anuncios al igual que los artículos de esta publicación no necesariamente representan la filosofía de Súper Promociones y Ediciones y/o Rola Club, AC.  no haciéndonos responsables de los mismos en su forma y contenidos. En caso de existir algún tipo de Copyright o derechos de autor en las imágenes y/o contenidos presentes en este WEBSITE hacerlo saber de inmediato a rolagay @ rola-gay.com para su corrección inmediata.              Webmaster: Súper Promociones y Ediciones  rolagay@yahoo.com